UN 8M DIFERENTE, PERO IGUAL DE IMPORTANTE QUE CADA AÑO

8 de marzo

UN 8M DIFERENTE, PERO IGUAL DE IMPORTANTE QUE CADA AÑO

Cada 8 de marzo celebramos un día que, a la vista de los acontecimientos, cada vez es más necesario para afianzar todo lo que se ha venido logrando, pero sobre todo para seguir avanzando en lo que aún nos queda para alcanzar la igualdad de hombres y mujeres.

Un día que provoca múltiples reacciones y tensiones sociales, y que demuestra más que nunca la necesidad de que en todos los ámbitos se logre esa tan deseada igualdad.

La educación sigue teniendo un papel esencial, tanto la que se imparte en el sistema escolar como en las propias familias, pues es en este ámbito donde se deben dar los primeros pasos y las primeras lecciones que deben inspirarnos en nuestro crecimiento como personas. 

Eliminar las barreras que establezcan diferencias en todas las tareas escolares y familiares es un primer gran paso, porque solo desde ese aprendizaje podremos sentar las bases para que la igualdad cale en la sociedad.

En el mundo laboral, aunque cada día se avanza más en la igualdad, implantando planes y programas de conciliación, flexibilidad de horarios y otras muchas medidas, aún queda un largo camino para obtener la igualdad de oportunidades, de salarios y que la integración y promoción de la mujer no se vea limitada o impedida precisamente por eso, por ser mujer. 

A nivel social, tenemos la mejor prueba de la necesidad de seguir celebrando este día, a la vista de las manifestaciones que se han producido alrededor precisamente de la manifestación; es la necesidad de seguir por un lado en la voluntad de avanzar en la igualdad de derechos y oportunidades y, por otro, de llevar a cabo una acción pedagógica para que la algarabía y la diversidad de opiniones y tendencias no sean el pretexto para no querer entender o darse por enterado de lo que en realidad significa como derecho fundamental en nuestra sociedad. Y es que estas cortinas de humo que se generan a la llegada de cada 8 de marzo ocultan realidades que en muchos casos no se quieren ver.

Dentro de este contexto, nosotros, en Ulises Comunicación, queremos asociarnos a una celebración muy especial de uno de nuestros clientes, IMBISA, la Imprenta de Billetes participada en un 80% por el Banco de España y en un 20% por la FNMT, que acaba de firmar en estos días su I Plan de Igualdad, lo que supone un gran paso en este sentido y cuya publicación coincide con este día tan importante.

Y, para concluir, aprovechamos también para felicitar a todas aquellas personas que trabajan día a día para lograr que sus empresas y la sociedad sean cada vez más igualitarias.